Buscar tema aqui

Loading...

¿Es Biblico decretar?


¿Decretando y confesando que?

En estos días nosotros los llamados evangélicos, protestantes o cristianos hemos adaptado unas palabras en nuestras predicas y enseñanzas como por ejemplo: "decretando y confesando." Decretando que tu ere sano, confiesa que tu eres prosperado, exitoso, etc. ¿Ahora, tiene sustento bíblico el uso de estas palabras?
Primero vamos a definir estas dos palabras confesar y decretar:

         1. Decretar: 1. tr. Dicho de la persona que tiene autoridad  o facultades para ello: Resolver, decidir.  2. tr. Dictar un decreto. 3. tr. Dicho de un penitente: Declarar al confesor en el sacramento de la penitencia los   pecados que ha cometido. U. t. cprnl.
         2. Confesar:
1. tr. Dicho de una persona: Expresar voluntariamente sus actos, ideas o sentimientos verdaderos. U. t. c. prnl.
2. tr. Dicho de una persona: Reconocer y declarar, obligada por la fuerza de la razón o por otro motivo, lo que sin ello no reconocería ni declararía.
(Según el DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA - Vigésima segunda edición) 
   Después de conocer estas palabras a la luz del diccionario, veamos ahora que nos dice la Biblia.

Levítico 26. 3-4: Si anduviereis en mis decretos y guardareis mis mandamientos, y los pusiereis por obra,
26:4 yo daré vuestra lluvia en su tiempo, y la tierra rendirá sus productos, y el árbol del campo dará su fruto. 


     Aquí en estos pasajes Jehová Dios había decretado que si andamos en los decretos de El y los ponemos por obra entonces El mandara la lluvia a su tiempo. Pero note que es el decreto de Dios; Dios es el que está dando el decreto. Seguimos leyendo.
Deuteronomio 4. 1-6: Ahora, pues, oh Israel, oye los estatutos y decretos que yo os enseño, para que los ejecutéis, y viváis, y entréis y poseáis la tierra que Jehová el Dios de vuestros padres os da.
4:2 No añadiréis a la palabra que yo os mando, ni disminuiréis de ella, para que guardéis los mandamientos de Jehová vuestro Dios que yo os ordene.
4:3 Vuestros ojos vieron lo que hizo Jehová con motivo de Baal- peor; que a todo hombre que fue en pos de Baal-peor destruyó Jehová tu Dios de en medio de ti.
4:4 Mas vosotros que seguisteis a Jehová vuestro Dios, todos estáis vivos hoy.
4:5 Mirad, yo os he enseñado estatutos y decretos, como Jehová mi Dios me mandó, para que hagáis así en medio de la tierra en la cual entráis para tomar posesión de ella.
4:6 Guardadlos, pues, y ponedlos por obra; porque esta es vuestra sabiduría y vuestra inteligencia ante los ojos de los pueblos, los cuales oirán todos estos estatutos, y dirán: Ciertamente pueblo sabio y entendido, nación grande es esta. 


    Moisés habló al pueblo diciendo: "Mirad, yo os he enseñado estatutos y decretos, como Jehová mi Dios me mandó,"
Moisés aquí no dijo que "yo decreto, yo confieso o yo declaro," sino que dijo los decretos que Jehová había mandado. Creo que hasta ahora no hemos visto ningún pasaje que nos de a nosotros fuerza para nosotros decretar cualquier milagro o cosas sobre una persona.
    Ahora, que nos dice proverbios 28. 13 con respecto a confesar: El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia. 

Aquí está hablando de confesar o declarar, dar a conocer nuestros pecados para ser perdonados, porque con la boca se confiesa para perdón de los pecados y con el corazón se cree para justicia. ¿Más que nos dice 1 Juan 1. 9? Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. 

    Dios nos llama a que confesemos nuestros pecados, declaremos a El nuestras maldad. El no nos ha mandado a que decretemos o confesemos bendición o prosperidad sobre nuestros hermanos amigos o vecino. Oh amigo, quiero que entienda que estas dos palabras de la que estamos enseñando hoy, que la están usando en las Iglesias y que le están dando un uso inapropiado, las usan en la metafísica y la filosofía dándole un uso de actitud mental positiva; que tu decreta que está sano aunque estés enfermo, que tu eres prosperado aunque no tenga nada, que tu eres exitoso, etc. Estas palabras arrugan la verdad de lo real. Nosotros no somos dioses ni reyes que gobiernan naciones para decretar una ley o una orden bajo tu propia voluntad.

    ¿Que nos dice Mateo 3. 5-6?
Y salía a él Jerusalén, y toda Judea, y toda la provincia de alrededor del Jordán, 3:6 y eran bautizados por él en el Jordán, confesando sus pecados.


Uuuh aaajaaah! ¿Qué nos dice Cristo de confesar? A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. 10:33 Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos.

Conclusión
Romanos 10. 8-11: Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: 10:9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.  10:10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. 10:11 Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado.

Así que, no nos pongamos a decretar como si nosotros fuéramos dioses, mas bien hagamos como hizo Jesús cuando dijo: "Que sea tu voluntad y no la mía."
Y si queremos que alguien sea sanado la nos manda a poner las manos sobres los enfermos y ellos sanaran. Y si algo confesamos, confesemos nuestros pecados a Dios y El es fiel para perdonarnos. Amigo, que este mensaje te haya sido de un buen provecho. Bendito sea Dios y nuestro amado Jesucrito El que nos dió su Espíritu Santo.
Por: Ruber Pérez
Escrito por: Richy P.
Los Discípulos de Jesucristo
Obtenga esto totalmente gratis y más en laapostasia.blogspot.com
3/12/2010


Mas abajo tenemos una breve escritura de lo que promueven los metafísicos. La palabra decretar es usada mayormente en la metafísica, lo cual es totalmente contraria a la palabra de Dios. Lo cual es una vana filosofía que enseña a ser positivo, a confesar y creer lo que tu eres lo que no eres o lo que ves lo que tu no ves, y tiene lo que tu no tiene.
Usamos la palabra para comunicar nuestras ideas. Este uso, bastante grande e importante, no es el único que podemos dar a la palabra. El hombre ha sido creado a imagen y semejanza de su Creador. Esto significa que tiene el poder de crear. La palabra es un poder altamente creador.

Cuando hablamos estamos llevando el pensamiento a la acción. La Biblia expone el poder de la palabra recordando que al principio todo era caos y tinieblas y Dios DIJO "Hágase la Luz" y la luz se hizo. Por lo tanto, la palabra precipita o manifiesta nuestras creaciones.
El poder de la palabra es tan grande que muchas cosas que hoy nos suceden se debe a nuestro uso de ella. Quienes se la pasan diciendo cosas negativas crean situaciones negativas, lo contrario de aquellos que hablan positivamente. Hay quienes dicen cosas como "La situación del país cada día está peor", "Este trancón está terrible", "Me muero de la envídia por...", "A mi nadie me quiere", "Es que yo si soy de malas", "yo le pido y le pido a Dios y él no me escucha", "No hay que confiar en nadie", "La clase política es corrupta", etc. Al estar usando nuestro Palabra para afirmar estas cosas les estamos dando mayor fuerza y estamos permitiendo que ellas existan y cada vez se manifiesten de una manera mayor.
Estas costumbres vienen desde anteriores generaciones. La repetición de frases negativas va formando una fuerte creencia en nuestro subconsciente y el hace que eso se convierta en realidad. Estas son las llamadas CRISTALIZACIONES, o convicciones negativas que hemos creado y sostenido con la palabra. Por ejemplo, a un niño se le puede decir continuamente "No salgas descalzo porque te enfermas". Si el niño, algún día llega a salir descalzo es seguro que se va a enfermar, entonces el papá y la mamá le van a decir "Si ve que era cierto. Por salir descalzo se enfermó." Sin embargo, ¿cuantos niños hay descalzos, sucios, que hasta comen tierra y viven sanos?. Ellos han estado libres de esa repetición verbal. Todo lo que nos repitan se va cristalizando hasta que se convierte, para nosotros, en una realidad difícil de rechazar.


"Mijo, no piense en estudiar porque el estudio solo es para los ricos", "Ud. es un bruto", "Ud. no sirve para nada" y otras afirmaciones van creando conductas de fracaso en las personas, sobre todo cuando se repiten mucho y a tempranas edades. Esto no lo dice la Metafísica solamente, también lo sostiene la Psicología.

Muchas de las cosas que expongo aquí pueden sonar raras e inclusive absurdas. Esto es debido a que tenemos cristalizaciones que nos impiden ver las cosas desde otro punto de vista. Para romper esas cristalizaciones es necesario seguir algunos pasos sencillos:

  • 1. Mantener una actitud de Alerta: Revisar nuestros pensamientos y palabras para ver cuando estamos diciendo algo negativo.
  • 2. Rechazar, si se puede en voz alta, ese pensamiento, situación o afirmación negativa que se ha hecho. En una situación de escacés de recursos, por ejemplo, decir: No acepto esta situación de pobreza...
  • 3. Emitir una contra-afirmación, que sea positiva y opuesta: No acepto esta situación de pobreza porque Dios y el Universo son abundancia y desde hoy yo manifiesto solo abundancia.
  • 4. Encontrar la Verdad en cada situación, cosa, pensamiento, etc. y repetirla.
Considero que el punto cuatro necesita mayor explicación. Dice el Evangelio: "Por su fruto los conocereis" y también "Conoced la verdad y ella os hará libres". Tus frutos son todo lo que ahora vives, tienes, expresas tanto en tu interior como, sobre todo, en tu exterior. Tus frutos tu mismo los haz sembrado, cultivado y cosechado, con tus pensamientos y palabras. ¿Cuántas cristalizaciones, afirmaciones de poder negativo, haz llevado hasta convertirlas en frutos?. Eso puede ser perdonable hasta este momento, pero ahora que ya conoces algo de la verdad esto no puede seguir sucediendo.
"La Verdad os hará libres" nos invita a encontrar la perfección en cada cosa o situación. La verdad es que Dios es Amor, no odio; Dios es Abundancia y riqueza no pobreza; Dios es eterna salud no enfermedad; Dios es Libertad no atadura; Dios es armonía no problemas ni pelea; y así, cada situación que aparentemente es negativa, tiene un aspecto positivo que hay que contemplar y DECRETAR. Ahora que empleo esta palabra, no he aclarado que es decretar: Los decretos son todas aquellas cosas que decimos y que producen efectos positivos o negativos en nuestro mundo, es de lo que he venido hablando. Decreta siempre positivamente. El decreto es el poder de la palabra hablada para crear.
Ojo con la forma en que se decreta. Alguien podría decir: "No acepto esta situación de pobreza porque Dios no es pobreza". Sería mejor decretar: "No acepto esta situación porque Dios es abundancia". Quiero llamar la atención en que la primera parte del decreto emplea el NO para no aceptar algo. La segunda parte NO DEBE emplear un NO, porque estamos haciendo una afirmación positiva. No debemos decir cosas como Dios: NO es pobreza, No es enfermedad, No es odio. Debemos decir Dios es: abundancia, salud, amor, etc.                 
Fuente: Dinastia Taryion, Grupo metafisico de colombia

0 comments:

Hablando en linea

VIDEOS IMPORTANTES

LA HERMANA QUE CONFRONTO A CASH LUNA VEANLO: LAS HEREJIAS DEL TAL PROFETA AMADO Miren este video del famoso mentiroso llamado Jose Luis de Jesus Miranda el gran chasco de su falsa profecia que dijo que hiban a ser transformados el 30 de Junio del 2012 y NO paso por supuesto porque es un FALSO y sus seguidores son ignorantes

Comentarios

Recomendaciones

Los mas populares